Jul 23

Este juego se hizo muy famoso desde los años 70, también se derivan historias de miedo. Los jóvenes jugaban a uno parecido a la ouija. La única diferencia es que en vez de copa ponían los dedos en un lápiz.

Esta historia comenzó en un pueblo cercano a Texas, donde un grupo de amigos consiguieron la tabla y se dispusieron a jugar. Al hacerlo, no ocurrió nada, dieron por hecho que la tabla no funcionaba por lo que perdieron el interés y lo dejaron ahí.

Hasta que a la 1.00 am en punto comenzó a moverse el lápiz.
Empezaron pues los chicos a jugar, pero uno de ellos estaba muy dudoso ya que creía que uno de los amigos estaba moviendo el lápiz intencionalmente, por lo que empezó a hacerle chistes e insultos al espíritu.

De repente, se empezó a agitar la mesa, las luces se prendían y apagaban y el lápiz comenzó a formar palabras. Cuando el temor de los chicos crecía salió de la tabla un fantasma y se postró en la esquina del techo. Y se quedó ahí, mirándolos calladamente.

Pasaron los días y las familias de los chicos comenzaron a buscarlos, faltaba solo una casa por revisar, y allí estaban, con los dedos llenos de sangre pegados al lápiz y los ojos salidos. Nadie pudo describir lo que realmente decía en el tablero

Dejar un comentario


XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Your Details

Tu comentario

historias de ultratumba