Ago 05

Las historias mas difíciles de creer, son las de las brujas, esos seres enigmáticos que están presentes en todas las culturas del mundo, una de ellas es la Mexicana y la historia de terror que les cuento el día de hoy trata de una de ellas que se hacia notar en la población de Tepoztlan, un lugar mágico del centro del país.

historias-de-miedo-la-bruja-de-tepoztlan

historias-de-miedo-la-bruja-de-tepoztlan

La familia Mendoza, se había cambiado de la gran ciudad, siempre habían anhelado el vivir en provincia, un lugar que los enamoro por completo, fue el pueblo mágico de Tepoztlan, y aunque en el lugar, se hablaban cosas inusuales como apariciones, contactos con seres de otros planetas, el clima, la gente y el salir del D.F. para la familia Mendoza, fue lo que siempre buscaron en su vida.

Ya habían tratado una casa, algo retirado del pueblo, a la orilla de uno de los cerros mas emblemáticos del lugar, se instalaron y disfrutaron de su nueva casa, el hijo pequeño de la familia, y su pequeño perro “pelusa” desde que llegaron, se dieron cuenta que uno de los arboles que daba a su ventana, se aparecía una gran lechuza, que todas las noches se les quedaba viendo y el can no paraba de ladrar hasta que el animal se retiraba.

Pasaron los meses, y todo parecía normal, enamorados del lugar, hicieron caso omiso de todas las recomendaciones de los lugareños del lugar, de no salir, después de la media noche, ya que las cosas que se aparecían ahí, podrían afectar a su familia.

En uno de esos días, que el perro, se les olvido afuera, nunca mas se volvió a ver, y el niño temeroso, les decía a sus papas que una señora, por las noches le pedía, que abriera la ventana, porque tenia frió, los padres incrédulos, por las fantasías del pequeño, no daban crédito de lo que decían su pequeño,

Si no es por casualidad que la madre del pequeño en una de esas noches que fue al baño, con los focos apagados, se le figuro escuchar que el niño platicaba con alguien, queriendo ver que ocurría, claramente vio la silueta de una bruja que le pedía al niño que le abriera la ventana, y el niño, tratando de abrirla, pero al no alcanzar, esa fue su salvación, al entrar la madre y prender la luz, solo vio que la mujer, se retiro riendo a carcajadas, esto le valió para volver a la contaminada ciudad de la capital, que aunque no fuera tan sana, no le aparecerían brujas en la ventanas.

Dejar un comentario


XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Your Details

Tu comentario

historias de ultratumba